Garbanzo

Conjuntamente con el maíz, el garbanzo es uno de los granos (no-nueces) preferidos por los pescadores. Son un cebo perfecto con el que se puede empezar a pescar desde la nada, pero uno de los problemas es que también a otros peces como la tenca, por lo que hay que manejarlo con cuidado. Su tamaño oscila alrededor de los 10 mm.

  • Poner el cgarbanzo en remojo en un recipiente, preferiblemente con agua fría, y cerrarlo con una tapa. Dejar así durante toda la noche. El garbanzo ganará tamaño debido a su rehidratación, así que hay que cerciorarse que el recipiente sea suficientemente grande y tenga bastante agua.

Tiempo de remojo recomendado: 12 a 18 horas

  • A continuación, añadiendo un poco de agua a la que quede en el recipiente y metiéndolo en una olla, pasaremos al proceso de cocción, que varía dependiendo del tipo de recipiente. Asegurarse que el producto se reblandece pero no llega a romperse.

Tiempo de cocción recomendado: 35 minutos

  • Una vez dejado reposar y el garbanzo esté a temperatura ambiente, lo introducimos en un recipiente hermético donde lo dejaremos reposar durante toda la noche, favoreciendo así el principio de germinación y empezando con la fermentación del grano. Se requieren aproximadamente 72 horas para la fermentación óptima.